miércoles, 25 de abril de 2007

Leyendo el diccionario

Hace mucho tiempo, me dio por leer un Diccionario Enciclopédico que tenía por casa. Eran, aproximadamente, unos 15 tomos, de tropecientas mil páginas cada uno. Obviamente no llegué muy lejos (ni siquiera terminé la "a"), pero he de reconocer que fue una experiencia muy interesante. Hay que ver la cantidad de palabras existentes que no había oído nunca. Posteriormente, muy de vez en cuando, he cogido algún tomo al azar y leído alguna página.

El interés por las palabras, aunque nunca se ha apagado, me resurgió hace poco al encontrarme en Internet con dos lugares muy enfocados en el tema: Escuela de Escritores y Rimbombante

En Escuela de Escritores lanzaron la iniciativa "Apadrina una palabra en vías de extinción" (la iniciativa concluyó el pasado día 21 de Abril), con la idea de potenciar palabras que están dejando de usarse. El resultado de estos apadrinamientos se encuentra en Reserva de Palabras.

Rimbombante es un podcast producido desde Ciudad de México que proporciona diariamente de lunes a viernes una palabra rimbombante como sugerencia de uso al internauta. Dos de las últimas palabras que más me han llamado la atención (lo que indica que yo no las conocía :-) ) han sido vesánico (ésta me ha encantado) y misandria.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo tambien lo leia de pequelo y consegui que me señalasen en clase el resto de los niños

Welton dijo...

a mi una palabra que me gusta, entre otras cosas porque me cuesta entender su significado, es "diletante", ahi queda eso para los sabios

Ecnaton dijo...

Welton, qué magnífica palabra. Me encanta.